Varicocele – Definición, causas y tratamientos
5 (100%) 3 votes

Las varices es uno de los mayores problemas a los que se han enfrentado las mujeres a lo largo de la historia. Eso sí, cada vez más hombres tienen también este grave problema y, en concreto, el varicocele afecta hasta a un 15% de los jóvenes de hoy en día, sobre todo en la edad entre los 15 y los 25 años.




¿Qué es el varicocele?

En primer lugar debes saber que el varicocele está causado por una dilatación de las venas que drenan la sangre de los testículos. En definitiva, las varices que aparecen en las piernas pero, en este caso, en la pared testicular. Entre sus síntomas más comunes podemos encontrar un agrandamiento de las venas, inflamación o protuberancia del escroto y los posibles problemas de infertilidad. Este último te lo explicamos más adelante.

En la mayoría de las ocasiones el varicocele es indoloro y suele descubrirse en una revisión médica rutinaria. En otras ocasiones, se puede notar dolor en los testículos al estar de pie.

Como te decíamos, el varicocele puede producir una disminución en la fertilidad masculina, de hecho, es descubierta muchas veces cuando el hombre va a preguntar sobre este tema. A pesar de ello, debes saber que aunque aparece de forma más común en varones con semen anormal, también puede diagnosticarse en hombres totalmente fértiles.

No es frecuente que los hombres con varicocele tengan disfunción eréctil, sólo en casos graves como en el varicocele bilateral o en su grado III. Pero, tranquilo, es una situación muy rara y solo se conocen casos aislados.

Causas de el varicocele

La verdad es que no se conoce una causa concreta que provoque el varicocele ya que se considera una enfermedad multifactorial, es decir, en la que intervienen diferentes factores. Por ejemplo, una anatomía especial en la vascularización testicular, una mayor presión sanguínea en el testículo izquierdo o un aumento del flujo de la sangre durante la pubertad en la zona de los testículos. A pesar de ello, como te hemos avanzado anteriormente, en la mayoría de las ocasiones suele ser asintomático y no se descubre hasta una visita rutinaria al doctor.

Tratamiento de el varicocele

Principalmente debes saber que estos tratamientos sólo están indicados para las personas que lleguen a sufrir dolor, infertilidad o alguna atrofia en el testículo. De hecho, cuando afecta a hombres mayores que ya no quieren tener más hijos, ni siquiera hay que pasar por cirugía si no tiene dolor.

Existen un total de tres opciones para poder tratar el varicocele:

  • Cirugía abierta y total. Pese a lo mal que suena te avanzamos que es un procedimiento simple. En la mayoría de las ocasiones suele usarse anestesia general pero, en casos más sencillos, con anestesia local basta. La cirugía dura unos cuarenta y cinco minutos y en el día siguiente el paciente ya puede recibir el alta médica. En este caso entra en juego el riesgo que conlleva una anestesia general, en cuanto a la cirugía, el paciente no tiene porqué correr ningún riesgo.
  • Cirugía laparoscópica. Es como la anterior pero en este caso se realiza una incisión mucho más pequeña. Estética por llamarlo de algún modo. Es muy poco utilizada ya que conlleva un mayor tiempo de operación y el alta médica tarda como mínimo cuarenta y ocho horas en llegar.
  • Embolización del varicocele. Te lo explicamos. Se trata de un tratamiento no quirúrgico y muy parecido al cateterismo cardíaco. Basta con la sola sedación de la zona y se realiza en el tiempo de una hora. El problema es que, al ser el procedimiento más actual, no todos los urólogos están capacitados para poderla llevar a cabo.

Así que, si notas alguno de los síntomas que te hemos descrito anteriormente, es necesario que acudas rápidamente a tu médico para conocer el alcance del problema. Tranquilo, en la mayoría de las ocasiones sólo queda en un susto pero, por si acaso, tiene que ser diagnosticado.