Escleroterapia – Eliminando las varices en segundos
4 (80%) 5 votes

La escleroterapia es un proceso creado para atenuar el aspecto de las arañas vasculares y varices pequeñas. Es un tratamiento no quirúrgico y sirve, sobre todo, para mejorar la estética de las venas de las piernas, el rostro o cualquier parte del cuerpo en las que aparezcan. Esta técnica es mínimamente invasiva y solo se necesita una pequeña aguja para inyectar el líquido que hará que las varices se atenúen o desaparezcan.

¿Quién puede realizarse una escleroterapia?

Pues se la pueden realizar todas aquellas personas que deseen modificar su cuerpo y eliminar las arañas vasculares o varices. Eso sí, siempre en el caso de que sean pequeñas. Los mejores candidatos para un tratamiento de éxito son las personas no fumadoras y que se encuentren bien físicamente. No podrán realizarse esta técnica las mujeres embarazas ni las personas que tengan una enfermedad de transmisión sanguínea que afecte al sistema vascular.

En qué consiste el tratamiento

Como te hemos dicho la técnica a utilizar es la inyección de una solución medica en las venas que conseguirá que la variz se endurezca y desaparezca con el tiempo. Lo mejor es que en una sola sesión se pueden aplicar un gran número de inyecciones y el dolor es mínimo para el paciente. Las sesiones durarán entre treinta minutos y una hora y serán necesarias un par al menos para que se logre el resultado deseado. Tras la sesión, se aplicarán vendas de comprensión para reducir la inflamación de las venas durante un par de días. ¿Algo que ayuda? Realizar ejercicio para activar la circulación de la sangre.

Tenemos que avisarte de que pueden producirse algunos moratones en la piel y que tardarás unas dos semanas en ver tus piernas perfectas. No se trata de una solución a largo plazo ya que pueden salir de nuevo varices en tus piernas pero sí que podrás disfrutar de unas bonitas piernas durante una larga temporada.

Para qué está indicado este tratamiento

En concreto la escleroterapia puede llevarse a cabo en cinco casos. Toma nota y si ves que te sientes identificada con alguno plantéatelo ya que te encantarán sus resultados.

  • Venas varicosas que pueden llegar a provocar problemas en la circulación de la sangre.
  • Pesadez en las piernas o, incluso, dolor.
  • Inflamación en las venas o creación de coágulos sanguíneos.
  • Mejora de la apariencia estética de las piernas.
  • Llagas en la piel a causa de la presión que tienen las venas.

 El mejor momento para realizar el tratamiento

Lo primero que debes saber es que en el tiempo en el que dura el tratamiento puedes hacer vida normal, incluyendo ejercicio físico. Eso sí, debes tener en cuenta que no puedes tomar el sol mientras existan manchas en las zonas tratadas. Puedes acelerar su desaparición con cremas con vitamina K.

En cuanto a la mejor época del año para realizar el tratamiento, se recomienda hacerlo en otoño o invierno. Como te decíamos antes está contraindicado tomar el sol y por ello no se recomienda hacerlo en primavera o verano.

¿Tiene éxito la escleroterapia?

La respuesta es sí. Este tratamiento funciona en la mayoría de los pacientes que se la realizan. De hecho, del cincuenta al ochenta por ciento de las venas pueden llegar a eliminarse y tan solo un diez por ciento de las personas tratadas no han conseguido los resultados óptimos deseados.

Se estima que las arañas vasculares responder a la escleroterapia en un tiempo de entre tres y seis semanas, las venas más grandes, lo harán entre tres o cuatro meses. Eso sí, como te hemos dicho no es un tratamiento definitivo y es posible que nuevas arañas vasculares y varices puedan aparecer en tu piel.

Si estás cansado o cansada de ver tus piernas con varices y quieres cambiar, la escleroterapia puede ser tu solución. Consulta a tu médico y él será el encargado de explicarte el procedimiento a seguir.