Saltar al contenido

Varices pélvicas, ¿qué son y por qué aparecen?

Varices pélvicas, ¿qué son y por qué aparecen?
Rate this post

Sí, ya sabemos que cuando lees la palabra varices te vienen a la mente solo aquellas que aparecen en las piernas pero, ¿sabías que existen más? En este artículo te vamos a hablar de las varices pélvicas, un problema que afecta sobre todo a las mujeres embarazadas, aunque también puede afectar a las que tienen un gran peso. En cuanto al tema del peso, te contamos que la causa principal es por el peso que deben aguantar nuestras venas. Ni más ni menos. En ocasiones se cargan en las piernas, otras en el útero (como es este caso) y, otras veces, en el recto (como es el caso de las hemorroides). Las más propensas a sufrirlas son las mujeres embarazadas. Pero, ¿qué se las causa? Te lo contamos.

Posibles causas de varices pélvicas

Se desconoce qué es lo que realmente las causa pero obviamente se tienen una serie de opiniones extraídas de las distintas pacientes. Por ejemplo:

  • Razones fisiológicas. En la época del embarazo nuestra circulación aumenta y el peso corporal también. Ambas hechos hacen que se las venas se llenen de sangre y que se cree una ‘obstrucción’ que hacen que no cierren del modo correcto.
  • Estrógenos. Debilitan las venas y, por tanto, hacen que no funcionen correctamente y que tiendan a obstruir la sangre.
  • Afecta más a aquellas que ya han pasado por dos o más embarazos.
  • Mujeres que usan anticonceptivos hormonales.
  • Las que son propensas a sufrir infecciones en la zona.
  • La herencia genética y cambios hormonales.

¿Qué es lo que pasa durante el embarazo para que aparezcan?

Existe un aumento de progesterona. Esta hormona provoca un efecto dilatador en tus venas y por tanto, tienden a dilatarse. En ese instante notas las piernas más cansadas debido a la mala circulación.

Se incrementa el flujo de sangre. Sobre todo ocurre en el segundo trimestre. Este flujo viene desde la parte del útero, pasa por las venas uterinas y acaba en la vena cava. Cuando hay una gran cantidad de sangre, esta vena destinataria no da abasto, de ahí, aparecen las varices.

Comprensión del útero. Aparece en el último trimestre debido al ‘peso’ que ejerce el útero en la vena cava que dificulta, aún más, el retorno de la sangre. Es en ese instante cuando se suele decir que las mujeres tienen las piernas cansadas o que se notan ellas mismas más fatigadas. Obviamente se acentuará aún más en aquellas que ya sufrían problemas de circulación anteriores.

En cuanto al tratamiento, en la mayoría de las ocasiones las varices pélvicas suelen desaparecer en el momento de dar a luz. Sino es así, la persona afectada deberá acudir a un médico que le asesore sobre cuál es la mejor solución para ella. Normalmente suele valer con unas medias de comprensión para varices aunque, sí que es cierto, que en otros casos puede haber más complicación.

Ejercicios preventivos de las varices pelvicas

Nosotros te recomendamos que, si te has quedado embarazada y tienes miedo de que estas varices aparezcan, realices en casa algunos ejercicios preventivos como:

  • Camina descalza sobre las puntas cinco minutos al día.
  • Sube y baja sobre la punta de los pies lentamente al menos 20 veces.
  • Acostada en la cama levanta y baja las piernas lentamente hasta 20 veces.
  • También acostada, mueve los piernas en el aire como si fueras en bicicleta durante 50 segundos.
  • Mueve los dedos hacía adelante y hacía atrás treinta veces.
  • Sentada, estira y levanta cada pierna y mueve tus pies en el sentido de las manecillas del reloj y al contrario.