Cómo prevenir o reducir las varices en el embarazo

Cómo prevenir o reducir las varices en el embarazo
Rate this post

El embarazo para muchas mujeres es la etapa más bonita de la vida. Eso sí, tiene sus cosas buenas y sus momentos que no son tan buenos. Uno de los problemas a los que te puedes enfrentar es a las temidas venas varicosas o, comúnmente llamadas, varices. Se trata de hinchazones en las venas existentes justo debajo de la piel. En muchas ocasiones son superficiales pero, en muchas otras, pueden llegar a suponer un verdadero problema y quebradero de cabeza.

En la etapa del embarazo las varices aparecen por la dilatación del tejido de las venas y el aumento del peso en el útero debido a la gestación. Obviamente, cuanto más pese, mayor presión se creará en las venas de las piernas y deja de fluir correctamente la sangre hacía ellas. En este artículo queremos quitarte un peso de encima, nunca mejor dicho, y ayudarte dándote unos trucos que te servirán para prevenirlas o directamente para reducirlas. ¿Te interesa? Sigue leyendo.

Consejos para prevenir y reducir las varices en el embarazo

Es importante que durante el embarazo realices estos consejos que te vamos a dar. Ten en cuenta que, conforme avance el periodo de gestación, el riesgo de sufrirlas aumenta debido al tamaño del bebé. Así que, empieza muy temprano a hacerlas y seguro que logras prevenirlas. Si te encuentras ya con varices y quieres reducirlas, también pueden servirte. ¡Toma nota!

  • Es importante que realices ejercicios de rotación en tus tobillos con las piernas un poco elevadas.
  • Intenta dormir con las piernas ligeramente elevadas. Para ello puedes usar unos cojines para conseguir evitar la acumulación de sangre en tus piernas y tobillos.
  • Utiliza medias de compresión especiales para las varices. En este caso te aconsejamos que se lo comuniques a tu ginecólogo para que te diga las mejores según la etapa del embarazo en la que te encuentres.
  • No cruces las piernas. Sí, ya sabemos que hay que mantener la postura sexy aunque estemos con un barrigón de nueve meses. Pero, es importante que no las cruces para así poder mejorar la circulación en tus piernas.
  • Ni se te ocurra estar de pie durante mucho tiempo y sin moverte. De este modo harás que se estanque la sangre en tus piernas y podrás llegar a tener problemas de espalda y riñones. Por cierto, tampoco estés sentada en la misma postura demasiado tiempo.
  • Es importante dar paseos para ayudar a la circulación de la sangre. No estamos hablando de grandes caminatas pero sí lo justo para poderla activar.
  • Son muchas las it girls del momento que optan por apuntarse a yoga o pilates para embarazadas. Es una buena técnica para hacer ejercicio adaptado a tu estado.
  • Di adiós a la ropa y zapatos ajustados que te opriman el cuerpo. De hecho, te avisamos que muchas mujeres embarazas aumentan el número de calzado durante la gestación. ¡Es normal!
  • El agua fría también puede ser una buena forma de activar tu circulación. Date baños en las piernas con agua helada y lo notarás.
  • Si puedes engañar a alguien para que te de un buen masaje circulatorio de vez en cuando mucho mejor. Ayudan a la circulación y son perfectos para mejorar tu relajación.
  • Ayúdate de alguna crema para reducir o prevenir las varices. Puedes preguntarle a tu ginecólogo o directamente acudir a tu farmacia y dejar que te asesoren.
  • Y, sobre todo, ve con mucho cuidado con el aumento de peso. Intenta llevar una buena dieta saludable con su correspondiente hidratación. Evita la bollería industrial (un capricho de vez en cuando sí que puedes darte) y apuesta por la comida rica en nutrientes.

No te aseguramos al cien por cien que las varices vayan a desaparecer o, directamente, que no vayan a aparecer pero, si sigues nuestros consejos, sí que podrás ayudar a reducir su presencia. El embarazo hay que disfrutarlo y no hay que estar pendiente de este tipo de problemas. Lleva un buen control y todo será más fácil. ¡Buena suerte en tu nueva etapa como embarazada!

Deja una respuesta